Inicio
San Felipe Hoy
Ultimas Publicaciones

20 de noviembre de 2017

El Uso del Indice de Salud de la Próstata evita Biopsias innecesarias

El índice de salud de la próstata (phi) es una herramienta rentable utilizada por los urólogos para detectar el cáncer de próstata. Reduce el riesgo de un diagnóstico excesivo y reduce la necesidad de biopsias innecesarias. Así lo dice la unidad Urology Partners en carolina EE. UU., en su estudio publicado en la revista Prostate Cancer and Prostatic Diseases . La decisión de tomar una biopsia no es sencilla y se vuelve muy difícil cuando hay un nivel elevado del antígeno prostático específico (PSA), pero el examen rectal digital (DRE) no muestra nada sospechoso. El índice de salud de la próstata Beckman Coulter (phi) ayuda en el diagnóstico de cáncer de próstata en hombres que presentan niveles totales de PSA de 4 a 10 ng / ml y DRE no sospechoso. Combina los resultados de tres inmunoensayos de calicreína cuantitativos (PSA total, PSA libre y p2PSA) en una sola puntuación numérica. En este estudio se analizó si las puntuaciones del phi influyen en la decisión de un médico de realizar una biopsia o simplemente monitorear a sus pacientes. En el 73% de los casos, se descubrió que los puntajes phi influyen en las decisiones de los médicos sobre cómo manejar a sus pacientes. Solo el 36% de los hombres recibió biopsias cuando se incluyeron las pruebas de phi en la evaluación, en comparación con el 60% que tuvo que someterse a dichos procedimientos antes de que el índice estuviera disponible. También hubo una reducción general en el porcentaje de cánceres de próstata de bajo grado detectados. El uso apropiado del índice de salud de la próstata puede modificar significativamente los patrones de comportamiento de los médicos y mejorar su capacidad para diagnosticar y tratar a sus pacientes.

17 de noviembre de 2017

Ingeniería con Células Madre logra Reparar la Médula Espinal

Una investigación, publicada en Frontiers in Neuroscience, demuestra el gran potencial de las células madre para tratar lesiónes de la médula espinal. Los investigadores del Instituto de Tecnología Technion-Israel implantaron células madre humanas en ratas con una sección completa de la médula espinal. Las células madre, que se derivaron del revestimiento de la membrana de la boca, se indujeron para diferenciarse en células de soporte que secretan factores para el crecimiento y la supervivencia neuronal.El trabajo involucró más que simplemente insertar células madre en varios intervalos a lo largo de la médula espinal. El equipo de investigación también construyó un andamio tridimensional que proporcionó un entorno en el que las células madre podrían unirse, crecer y diferenciarse en células de soporte. Este tejido de ingeniería también se sembró con trombina y fibrinógeno humanos, que sirvieron para estabilizar y soportar neuronas en la médula espinal de la rata. Las ratas tratadas con el tejido de ingeniería que contiene células madre mostraron una mayor recuperación motora y sensorial en comparación con las ratas de control. Tres semanas después de la introducción de las células madre, el 42% de las ratas parapléjicas implantadas mostraron una capacidad notablemente mejorada para soportar el peso en sus extremidades traseras y caminar. El 75% de las ratas tratadas también respondieron a estímulos groseros en las extremidades traseras y la cola. Por el contrario, las ratas parapléjicas de control que no recibieron células madre no mostraron una movilidad mejorada o respuestas sensoriales. Si bien los resultados son prometedores, la técnica no funcionó para todas las ratas implantadas. Un área importante para futuras investigaciones será determinar por qué la implantación de células madre funcionó en algunos casos, pero no en otros. Aunque el estudio en sí mismo no resuelve el desafío de proporcionar tratamientos médicos para la lesión de la médula espinal en humanos, pero  señala el camino hacia esa solución. 

16 de noviembre de 2017

Científicos descubren cómo el Sistema Inmune elimina las Infecciones

Investigadores identificaron un mecanismo previamente desconocido mediante el cual se regulan las respuestas de las células clave del sistema inmune. El hallazgo podría mejorar los tratamientos para las alergias o enfermedades inflamatorias crónicas, como la fibrosis pulmonar y hepática. Los Científicos de la Universidad de Edimburgo hicieron el descubrimiento al estudiar cómo el sistema inmune en ratones combate las lombrices parasitarias. Descubrieron que las señales químicas de los organismos infectantes activan las células, llamadas células Th2, lo que hace que se multipliquen y expresen una proteína clave, conocida como EGFR. Las células luego migran desde los ganglios linfáticos, donde se almacenan, al sitio de la infección, donde liberan proteínas de defensa para expulsar a los parásitos. Los investigadores encontraron que las células Th2 liberan moléculas de defensa cuando detectan el daño causado por los parásitos invasores, pero solo pueden realizar esta tarea si expresan EGFR. Este mecanismo de seguridad, desconocido hasta ahora, bloquea la liberación de moléculas de defensa en ausencia de parásitos, y por lo tanto previene el daño a los tejidos. Estos hallazgos nos dan una nueva perspectiva del funcionamiento de las respuestas inmunes local y permitirá desarrollar mejores vacunas contra las infecciones.

Comentarios Recientes

Formulario solo para Consultas

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *